LO QUE ME CABE EN LA MALETA

NECRÓPOLIS PUIG DES MOLINS, IBIZA

La isla de Ibiza fue colonizada por los cartagineses desde 654 a.C., fundando Ibosim (Ciudad del Dios Bes o isla de la fragancia) creando una factoría naval y fortaleza estratégica.

Los arqueólogos han ido descubriendo en la isla diversas necrópolis de la época de los cartagineses, encontrando gran cantidad de objetos funerarios, por lo general objetos de ajuares pobres, con pocos objetos preciosos y pocas joyas de oro. Supuestamente porque los cartagineses allí enterrados eran solo capataces y servidores de las factorías establecidas allí. Dichas necrópolis se hallan por lo general en llanos reducidos, de terreno calcáreo, junto a las playas. Los sepulcros fueron excavados en la roca y la mayoría fueron profanados.

La necrópolis más importante como yacimiento arqueológico es la encontrada en el Puig des Molins, la más extensa y mejor conservada del mundo. En este emplazamiento es donde se ubicó la ciudad desde su fundación por los fenicios. Se trata de una serie de cuevas a las que descendían por una abertura cerrada con losas. Dentro estaban los sarcófagos. Aunque a veces los cadáveres estaban cubiertos solo por unas placas. Toda la ladera de la montaña está perforada por estas cuevas colectivas, en las que se han llegado a encontrar 4 y 5 mil hipogeos, aunque actualmente solo son visibles desde el exterior 340. Los enterramientos son de inhumación o de cremación, dependiendo de la época. Los enterramientos hallados van desde el siglo V a.C. hasta la época romana, estimándose que se utilizó hasta el año 700 d.C. Con posterioridaad, muchas de las fosas fueron rellenadas con tierra y los campesinos las utilizaron para plantar olivos. Algunos de los árboles que están allí tiene alrededor de 400 años. Al conjunto de tumbas excavadas que son accesibles se le conoce como hipogeos de la mula. Fueron descubiertos de manera fortuita en 1946, después de que una mula cayese en el interior de uno de los pozos tras un derrumbe.Dos años más tarde los hipogeos fueron habilitados para poder ser visitados.

Junto a la necrópolis está el Museo Arqueológico de Puig des Molins, extensión del que hay en Dalt Vila, donde se conservan algunos de los restos fenicios y púnicos más valiosos y también el panteón de los dioses Tanit, Baal Hamon y Eshmum, todos ellos ligados al amor y la fertilidad. El busto de la diosa Tanit es el más importante, era la diosa madre cartaginesa a la que se le ofrecían sacrificios para evitar todo tipo de males. Fue hallada en unas excavaciones en la necrópolis, en 1913, dirigidas por Carles Roman. Además de estos restos, también encontraremos otros relacionados con rituales funerarios practicados desde los fenicios hasta el periodo bizantino. Esto se complementa con material audiovisual, maquetas y otros elementos para comprender la Necrópolis y su importancia.

La visita comienza con un vídeo explicativo, y posteriormente tienes accesos a las plantas superiores en las que, en salas divididas por épocas, encuentras todos los restos hallados. Es una visita sencilla y amena, en el que encuentras todas las explicaciones. Una vez que has visitado las salas, bajas por las mismas escaleras que has subido para bajar al hall del museo, desde el que hay una salida a la necrópolis, en la que te facilitarán un casco para poder visitar las cuevas. Una pasarela de madera te lleva por alrededor de las excavaciones, pudiendo bajar a una de ellas y ver cómo eran por dentro, como ubicaban los sarcófagos. La verdad es que es una experiencia totalmente recomendable, allí bajo, con poco espacio y poca luz, te puedes hacer una idea de como eran los ritos funerarios de aquellas civilizaciones, y tomas conciencia de la importancia de la Necrópolis.

Nuestra visita duró aproximadamente dos horas, dos horas invertidas en cultura y en crecimiento personal. Totalmente recomendable para hacerla con niños, que depende lo que estén estudiando en ese momento, les servirá como apoyo. Nosotros, esta experiencia y conocimiento adquirido nos lo guardamos en la maleta para tenerlo para siempre.

Compartir :

Twitter
Email
WhatsApp
Facebook

Un comentario

Deja una respuesta

Más Aventuras